viernes, 9 de agosto de 2013

Feliz cumple en París


Festejar mi cumpleaños en Francia, por segunda ocasión, resultó bastante divertido, ¡fue un día muy feliz para mí!. No es fácil celebrar lejos de mi familia y seres queridos, pero he tenido la fortuna de conocer gente muy linda y ahora puedo decir que tengo muchas amigas con las que me identifico y a las que quiero como si las conociera de toda la vida. Ellas fueron las que me propusieron organizar un pequeño festejo, aprovechando que mi mamá estaba de visita. Entonces me di a la tarea de buscar materiales y pensar en ideas rápidas y sencillas de llevar a cabo. En dos días organizamos una pequeña fiesta, pero el tiempo tan justo no era motivo suficiente para omitir los bonitos detalles.
En esta ocasión, no teníamos un tema y tampoco tiempo de pensarlo mucho, pero París, donde vivo, es motivo suficiente para celebrar, así que simplemente pensamos en un cumpleaños al estilo francés, sobre todo parisino. La paleta de color la definimos por unas simpáticas servilletas que compramos en una tienda, de color guinda y que tenían la leyenda “Cuida el agua, toma vino”. Nos parecieron graciosísimas. Entonces, simplemente combinamos el color guinda o vino, con rosa, dorado y negro.


DECORACIÓN Y BUFFET
Como se trataba de un evento pequeño, lo único que pensé fue en instalar y decorar una mesa de buffet. Primero, necesitaría un camino de mesa, y como alguna vez lo recomendamos, en esta ocasión utilicé un rollo de papel decorado (de esos que utilizamos para envolturas). Una alternativa fácil y económica. No olvides reciclarlo posteriormente.


Entonces, quisimos elaborar una linda guirnalda de pompones. Para ello, necesitaríamos papel china de los colores de la fiesta. Como no es fácil encontrar materiales para hacer manualidades en París, nos conformamos con papel china rosa y negro y papel crepé dorado y guinda. Ojo: el papel crepé no es muy recomendable para esta actividad, es demasiado grueso, aunque tampoco es imposible utilizarlo. Para hacer los pompones:
1)  Corta los pliegos de papel china a la mitad, a lo ancho del papel.
2) Coloca los pliegos uno sobre otro, te recomendamos que coloques cuatro mitades juntas.
3) Dobla nuevamente los pliegos a lo ancho y comienza a cortar flequillos de .5 a 1 cms de ancho, a lo ancho también, cuidando de no cortar el doblez de papel.
4) Separa los pliegos de papel y desdóblalos.
5) Enrolla la mitad de los pliegos, en donde no fueron cortados.
6) Utiliza un poco de silicón para pegar los pompones a la mitad e introduce en el orificio que se forma un cordón o listón para que quede la guirnalda.
Mi madre traía consigo una bolsa de papel estrasa, impresa con la torre Eiffel, desde México, se la dieron en un restaurante en el aeropuerto, nos pareció muy bonita, así que rápidamente la convertimos en un lindo cuadro. Tan solo le agregamos líneas doradas con un plumón permanente, sellos de París que alguna vez compré como souvenir y un marco de madera que pintamos de dorado.
Además, decoramos unos palitos como agitadores con tiras de papel, ¿cómo? Tan solo cortamos tiras de 15x4cms y les hicimos flequillos a lo ancho del papel. Uno por uno los enrollamos y los fuimos pegando en el palito de madera. Hicimos uno por cada invitado, ¡se veían monísimos con las copas escarchadas de azúcar rosa!


Los alimentos los personalizamos y señalizamos con unos letreritos tipo pizarrón en color negro, utilizamos un pumón blanco para escribir en ellos. No pueden faltar los letreritos de buffet y estos también te los podemos diseñar y entregar ya impresos.
Por último, colocamos un banner que decía “Ohlalá 33”. Un detalle súper sencillo pero que complementó a la perfección todo los demás.


COMIDA
Al definir el menú, pensamos que no queríamos algo muy complejo ni que necesitara demasiados ingredientes, recuerda que fue una fiesta organizada “express”. Como botana contamos con: dip de atún con chilpotle y aceitunas picantes. Como aperitivo: crudités con aderezo de eneldo y ensalada de arúgula y fresas. Como plato fuerte: pasta con jitomate deshidratado y champiñones, pizza “royale” (jamón, aceitunas y champiñones) y pizza margarita. No podía faltar el tradicional pastel, esta vez de chocolate, ¡mi favorito!, que además contó con un candelabro especial, el cual no contaba con espacio suficiente para las 33 velitas, pero que fue un divertido detalle un toque original en el momento del pastel.






Como puedes ver, no necesitas una gran planeación para hacer una sencilla cena entre amigos mucho más bonita. En una fiesta pequeña como ésta, podemos elaborarte portavasos, letreritos para el buffet, banners, un letrero de bienvenida, etc. Anímate a dar un toque diferente a tu próximo evento o fiesta de cumpleaños con los consejos y los impresos que en Parttis tenemos y diseñamos con mucho cariño para ti.

¡Gracias amigas por hacer mi día muy especial!

No hay comentarios:

Publicar un comentario