miércoles, 10 de febrero de 2016

Festejando los 5 años de Pato

En esta ocasión les quiero compartir nuestra experiencia con la fiesta #5 de Patito, la cual celebramos el fin de semana pasado. Elegir el tema fue muy fácil, porque él ama los dinosaurios y sabe mucho sobre ellos; así que no dudó para nada cuando le pregunté de qué la quería, y a mí me encantó la idea. 

En realidad, la celebración empezó desde el miércoles, con una fiesta en la escuela, a la cual llevamos lunch, pastel y piñata para todos los compañeritos. Fue una linda experiencia y todos los pequeños disfrutaron el festejo.


Sin embargo; también queríamos celebrar con la familia y otros amiguitos, así que sería necesario tener otra reunión. En años anteriores, los cumpleaños los festejábamos en la casa; sin embargo con más invitados y con niños más grandes e inquietos, esto ya no nos parecía una alternativa viable. Estuvimos buscando opciones para el lugar de la fiesta durante unos días. Evaluamos hacer la celebración en algún salón; sin embargo necesitábamos alguno que tuviera un tamaño adecuado porque si bien eran "bastantes" invitados para una casa, realmente no eran tantos como para un salón grande. Pensamos también en rentar una carpa, sillas y mesas y hacer el festejo en el jardín de nuestra privada; pero con este clima tan frío sabíamos que no había garantías de tener un día bonito y soleado para que los niños pudieran jugar a gusto.

La respuesta que buscábamos llegó a nosotros cuando una amiga nos invitó a la fiesta de sus gemelitas en McDonalds. La experiencia nos gustó mucho, pues nos dimos cuenta de que es un espacio donde los niños realmente se divierten, sí les gusta la comida y los papás también la pasan a gusto.

Con esta idea en mente, me dirigí al Mc Donalds más cercano de la casa para investigar. Para empezar resulta que hay dos paquetes, uno que ofrece pastel y otro que no. Nosotros elegimos llevar el pastel por nuestra cuenta, y así pudimos decorarlo con toppers de dinosaurios e incluso las chispas de colores tenían dinos. El resto de lo que ofrecen ambos paquetes es lo mismo: te incluye invitaciones, mantelitos para los niños, cajita feliz para cada niño (con regalito), vasito de regalo para los niños con dulces y jueguitos, decoración con globos, letrero de bienvenida y el servicio de una animadora que organiza juegos a los niños e incluso les pinta la carita.


Como puedes ver, realmente hay varios detalles para que los peques se la pasen en grande, además de que está el área de juegos donde pueden correr, brincar y divertirse mientras tú los puedes observar.


Lo que también me gustó es que el día de la fiesta cada mamá podía elegir la comida de su pequeño; es decir si sería hamburguesa o nuggets en su cajita feliz. De esta forma, cada niño comía lo que más le gustaba y tenía la cajita para llevarse a casa su lunch en caso de que no lo terminara. Para los papás, también había opciones diferentes de menú y se les daba un Mc Trío con la hamburguesa elegida, papas y refresco.

Las fiestas en Mc Donalds duran 3 horas, tiempo que nos pareció bastante adecuado. Nosotros elegimos el horario de 12:00 a 3:00 pm. Llegamos desde las 11:30 am para ver detalles, pues nos permitieron llevar decoración de dinosaurios para los vidrios y algunas otras cosas (dinosaurios de juguete). Por supuesto que el banner no me podía faltar, así como tampoco unas botellitas de agua con su respectiva etiqueta y una letra P de madera que decoré con diamantina.



Cuando entramos al área de la fiesta, ésta ya estaba decorada con los globos y con los mantelitos y cajitas de dulces en cada lugar; así que únicamente colocamos gorritos de fiesta y espantasuegras. Adicionalmente, llevé otro letrero de bienvenida con el motivo de dinosaurios para que coordinara con el tema, el cual compartí con los invitados en la invitación que les envié de manera digital unos días antes (yo no utilicé las invitaciones de McDonalds).



Cuando los invitados llegaban la anfitriona les preguntaba su elección de menú, tanto para papás como para niños; y además se les ofrecía a los niños pintar sus caritas. Hubo quien elegió un dinosaurio, mariposas y hasta detalles de Frozen. Sin embargo, el juego fue lo que más les gustó y todo un éxito, en el cual se divirtieron hasta los niños más pequeños.

Alrededor de la 1:30 p.m. se sirvió la comida a chicos y grandes y posteriormente la animadora estuvo haciendo concursos con los niños, quienes estuvieron muy contentos. A las 2:20 p.m. fue el momento de partir el pastel y cantar las mañanitas; así que como puedes ver realmente 3 horas es un tiempo que alcanza lo suficiente para hacer todo.



Al final, para despedir a los pequeños, la animadora les entregaba el regalito de su cajita feliz (se los guardaron hasta el final para evitar que lo perdieran) y yo les daba un detallito que les llevamos con mucho cariño: a los niños un dinosaurio y a las niñas un brillo de labios de Hello Kitty; todo personalizado con un sticker o cartoncito con el tema de la fiesta.


Nosotros quedamos muy contentos con la experiencia y lo mejor fue ver a Patito y a sus amiguitos felices y disfrutando mucho el ratito. La atención que recibimos fue muy buena y la animadora muy amable con los niños. Además, otra ventaja es que al terminar únicamente tienes que liquidar tu cuenta y recoger lo que hayas llevado; pues el personal de Mc Donalds se encarga de que el área de la fiesta quede limpia de nuevo.

Realmente les puedo recomendar esta opción si alguna vez se les ofrece, porque además pueden complementar perfecto con otros detalles relacionados con el tema que más les guste a sus pequeños. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario