martes, 29 de marzo de 2016

Preparando la llegada del Ratón de los Dientes

Cuando yo era niña y empecé a perder mis dientes de leche, recuerdo la ilusión que me daba que el Ratón de los Dientes llegara por la noche a cambiarme mi diente por una moneda. Sin duda ésta es una etapa llena de magia y fantasía para todos los niños incluso en estas fechas, así como lo fue para mí hace varios años.

Ahora que soy mamá, estoy próxima a vivir estos momentos con mi hijo de 5 años. En mi memoria los dientes de leche se empezaban a caer a los 6 ó 7 años, pero tal parece que ahora en las nuevas generaciones empiezan desde antes, porque varios compañeritos y amiguitos de Patito ya están mudando sus dientitos; así que seguro muy pronto comenzaremos  con las visitas del Ratoncito de los Dientes aquí en la casa.

Dado que todavía tengo tiempo para preparame para esta etapa, últimamente he estado buscando ideas para cuando el gran día llegue y me encontré con estas bonitas fotos de unas almohaditas con bolsita para que los peques dejen su dientito y el ratoncito se los cambie por alguna moneda o premio. La idea me encantó y aunque en las fotos se puede apreciar que es prácticamente lo mismo, hay ciertos detalles que las hacen distintas.




Como podrás ver los elementos que se mantienen es el tamaño y forma de la almohadita así como la bolsita de dientito con carita. Me agrada poder jugar con los colores de la tela para que sean de niña o niño y también me agradó el detalle del listón para colgar la almohadita en la puerta y que el ratoncito pueda ser más sigiloso en su misión.

Como verás, puedes elegir colores distintos para niñas y niños, e incluso ponerle moñito a los dientitos de niña. También ví algunas imágenes con los nombres de los niños bordados.

En conclusión, esta idea me pudo encantar y pronto me pondré manos a la obra para hacer las almohaditas de mis peques. Serán un bonito detalle para celebrar la caída de sus dientitos y posteriormente serán sin duda un lindo recuerdo que podrán conservar de su infancia.

¿Qué opinas? ¿Te animas a hacer una tú también?

Aquí te comparto una historia del Ratoncito Pérez y de cómo fue la llegada del ratoncito para Inés, la hija de mi amiga Lety.




No hay comentarios:

Publicar un comentario